Servicios funerarios, diferencias entre particulares y compañias

Servicios funerarios, diferencias entre particulares y compañias

Servicios funerarios, diferencias entre particulares y compañias

Existen una serie de diferencias entre servicios funerarios particulares y servicios funerarios realizados por compañías de seguros.

Cuando hablamos de compañía nos referimos a un seguro de decesos, y en caso de un particular hablamos de familias sin seguro de decesos. Un seguro de defunciones es aquel que engloba los gastos que genera un entierro de la persona asegurada. Este seguro puede cubrir trámites y gestiones que son necesarios en el momento de la muerte.

Antiguamente las personas ya nacían con un seguro, hoy en día hay mucha gente que carece de esa póliza y prefieren realizar la gestión por cuenta propia, por ello hay que resaltar las ventajas y desventajas de llevar a cabo los trámites por medio de una aseguradora o bien de forma particular.

Mediante la compañía la familia dispone de un capital o de unos conceptos dependiendo de la póliza y en caso de hacerlo de forma particular las familias gestionan su propio sepelio eligiendo o ajustándose a sus necesidades (elegir cantidad de coronas, si quieren o no flores, un coche de duelo o dos, etc.) pudiendo ser asesorados por una funeraria.

Hay que indicar que muchas compañías de seguros cuentan con su propia funeraria y en el momento de un fallecimiento intentan desviar a los familiares a sus propios tanatorios. En este caso las familias deben estar al tanto de que tienen la libre opción de escoger tanatorio.

También, en caso de una defunción en la cual existe contrato con un seguro tienen los familiares que realizar los trámites con un agente funerario como con el asesor de la póliza.

Una diferencia significativa a la hora de elegir si gestionar por medio de una compañía o de forma individual es la persistencia de las aseguradoras de abonar una cuota. Con ello recuerdan cada pocos meses que puedes sufrir una defunción, por lo que puede ser menos angustioso realizarlo de forma particular. Además, gestionar un fallecimiento particular implica un coste menor que hacerlo por compañía.

En definitiva, las compañías de seguros funcionan bien, pero hay que destacar que no hay problema ninguno en que un particular se gestione su propio sepelio, incluso puede tener beneficios.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iber Funerarias, S.L.

Calle de La Carretilla, 9.

28522 - Rivas Vaciamadrid

   +34 91056 78 11

   +34 658 340 062